Ya cumplió 5 años: mi pequeño adolescente

por Lili en Jun 30th, 2016

pedro

Pedro cumplió cinco años, y como este tiempo por diversos motivos he estado más en la casa, he podido disfrutarlo a concho, conversamos, regaloneamos, aprendo tanto de él y gozo con sus salidas, con sus formas de explicarme las cosas, sus múltiples preguntas y curiosidades, sus conclusiones y hasta sus chistes, que son lo más fomes que hay, pero me hacen morir de amor.

Pero como no todo es perfecto, tiene su otro lado: está empezando a transformarse en un pequeño adolescente. Estoy segura, sin ser experta en nada, que la adolescencia se adelantó! Porque yo cuando era chica era insoportable, tenía mucho carácter, era mandona y no le hacía caso en nada a mi mamá, atroz, niñita pataletera y “llevada a mis ideas” como dicen las viejas. Pero igual estos arranques de adolescencia me partieron más grande, o sea no cuestionaba a mis papás a los cinco años! Simplemente era porfiada, pero niña al fin y al cabo.

Bueno, para que veamos cómo han cambiado las cosas. Los niños están totalmente empoderados! Mi Pedro cuando no está de acuerdo con algo simplemente me dice que no, eso de “hazlo porque soy tu mamá y no es no y yo mando” está quedando obsoleto!

Por ejemplo: le digo a Pedro “ordena tu pieza” y me dice “no quiero, hazlo tu”… Broma??!! Le digo “Pedro ponte zapatos por favor que te vas a resbalar si andas con puros calcetines” y me responde “no quiero, y no me voy a caer”. Te pasaste! O sea me choca que él me corrija, me lleve la contra, o que simplemente encuentre que no tengo la razón, soy su mamá jajaja, es atroz!

Antes este tema lo tenía controlado. Pedro hacía lo que yo le decía que haga y punto. Pero hoy en día, si bien es súper obediente y hace las cosas, me las cuestiona. Me ha llegado a decir, de manera súper inocente, que haga algo yo, que lo mando todo el día. Me da tanta risa, porque efectivamente a veces es el niñito de los mandados, o sea, le pido que me pase las cosas cuando no quiero pararme, le digo que vaya a buscar algo a su pieza, lo mando bastante… Entonces de vez en cuando, se aburre y me dice “haz algo tu mamá, me mandas todo el día”. Agrandado!!

Y otra cosa que me parece que es señal de su pre-adolescencia es que no me escucha cuando le hablo. Un clásico de los hombres que parece que está adoptando desde chico. Le hablo y le hablo y cuando le digo “Pedri me estás escuchado?” Me dice “no mamá“, impactante! Tengo la impresión de que cuando está concentrado jugando o viendo monos, bloquea los oídos para la voz materna y simplemente está absorto en su mundo y le da una lata atroz escuchar mis preguntas o mis manduqueos.

Ni hablar de lo pegotes que somos. Él es lo más regalón que hay, está muy pegado a mi siempre, es súper de piel, necesita estar pegado físicamente y es bastante cargoso. Pero si él es diez, yo soy mil. Entonces a ratos claramente lo agobio de tanto beso, apretón, abrazo y pegoteo. Le pido besos todo el día, le hago cariño, lo peino, lo apreto y abrazo, y me ha sorprendido tanto las últimas semanas porque me ha dicho (más de una vez) “mamá suéltame, dame un poco de espacio”. Imagínense mi cara!!! Entre risa y humillación.

En resumen, los cachorros crecen tan rápido, se nos va entre los dedos el tiempo. Creemos que nuestros hijos son nuestra “bajada”, pero en realidad es una persona independiente, autónoma, opinante y libre. Y aunque estamos criando, también estamos acompañando, porque ellos tienen opinión, observan y opinan, por más chicos que sean. Y esa es la idea no? Formar a personas libres, autónomas, seguras de sí mismos, y sobre todo, felices. Al menos esa es mi meta como mamá.

Tengo la sensación de que estoy viviendo una etapa en que me cuesta diferenciar la obediencia con la autonomía. Una cosa es que me haga caso, pero otra cosa es lo que él opina de lo que le digo que haga.Y esto se entrelaza con la contradicción interna que a él le provoca hacer algo que no tiene ganas de hacer.

Es un temazo el que está comenzando en nuestra etapa como padres de un niño de cinco años. Me encantaría saber ustedes cómo la manejan, cuánta paciencia debemos tener para dejarlos reclamar, cuándo obligarlos, cuándo dejar pasar.

Recibo sugerencias!!

Comentarios en Facebook:

Follow

Get every new post delivered to your Inbox

Join other followers: