VOLVER A SER DOS POR UN RATITO

por Manana en Sep 22nd, 2014

baires2

Hace unas semanas nos fuimos a Buenos Aires con Felipe por cuatro días. Teníamos ganas de hacer un viaje flash solos (sin Pedro) y justo coincidió con mi renuncia, por lo tanto yo tenía más libertad de acción.

En varias ocasiones hemos hablado de la importancia de darse un tiempo para estar solos como pareja, para dormir hasta más tarde, para aburrirse también (porque los niños nos demandan tanto tiempo que se nos pasa el día volando) y para pololear un rato y no sólo ser papás, así es que hoy quería dedicar este post a darles los mejores datos para que se animen a hacer esta escapada, que además de no ser muy cara, es demasiado entretenida.

Nos fuimos de jueves a domingo, a un hotel bien céntrico y sin incluir nada más en el paquete de viaje, sólo avión, traslados y alojamiento. Ambos conocemos Baires entonces queríamos andar con libertad y no amarrados a un tour.

Buenos Aires es una ciudad fascinante, muy caminable y con una oferta culinaria y nocturna increíble, por lo que nos organizamos para sacarle el jugo al tiempo y aquí les dejo algunos datitos por si quieren animarse a una luna de miel flash.

Privilegiamos salir a comer a lugares ricos y recomendados, pasando por varios barrios choros. Fuimos a La Cabrera en Palermo, donde se comen unas carnes que de acordarme se me hace agua la boca. Es muy lindo y acogedor el lugar y como ambos somos bien carnívoros, lo disfrutamos al máximo. Luego, y todo caminando, fuimos a Plaza Serrano, a un par de cuadras, donde entramos a un bar muy cool que se llama Victoria Brown. Lo entretenido es que llegamos por dato, porque el lugar por fuera pasaba muy piola y si uno no sabía que existía, nunca hubiésemos entrado. Adentro era otro mundo, prendido, estiloso y con buena barra y música.

baires1

Al día siguiente decidimos que queríamos comer pastas, y también por un buen dato de mi amiga Carla, fuimos en Palermo al Cucina Paradiso, una trattoria muy de barrio, chiquitita y muy rica. Luego nos dedicamos a caminar por Palermo y sin darnos cuenta estuvimos caminando por horas, parando de vez en cuando, tomando helado en el Freddo y cruzando parques preciosos. En la noche, siguiendo con el antojo italiano, fuimos también recomendados al Marcelo de Puerto Madero, un restaurant exquisito y donde se estila pedir pastas para dos, que te las sirven en pailas grandes que se dejan en una mesita de apoyo. Luego fuimos a tomarnos algo por ahí mismo con esa vista chorisimo del puerto.

Al otro día decidimos caminar (y comprar!!) por Santa Fe, y como las carnes son buenas en todos lados en Argentina, paramos en un restaurant en plena avenida, cerca de la librería Ateneo. Se llama Buenos Aires Grill y cumple con las BBB, así que quedamos muy conformes, nos comimos unas milanesas y unas carnes muy ricas y además bien de precio, porque la verdad es que era una parada rápida, y cumplió perfecto el objetivo.

Y para cerrar el domingo obvio, fuimos al paseo obligado: San Telmo. Que lugar más entretenido, nos dimos muchas vueltas, vitrineamos y nos sacamos fotos, recorrimos barrios y callecitas y paramos a comer en un lugar que muchos chilenos nos recomendaron: La Brigada. Realmente impresionante, valió la pena la espera porque estuvimos más de media hora en la lista, pero comimos como los dioses. Carnes que se cortan con cuchara (literalmente), una carta de vinos buena y de distintos precios, una atención fuera de serie y además una locación chora, divertida y con historia.

Para resumir, un fin de semana redondito, de paseos, comidas exquisitas y mucha onda. Si pueden hacerlo, no pierdan la oportunidad, uno vuelve recargado de energía y con algunos kilos de más, pero súper gozados!

 

Comentarios en Facebook:

Follow

Get every new post delivered to your Inbox

Join other followers: