UN SEGUNDO POSTNATAL

por Manana en Ago 5th, 2014

pedro y manana

Llevo un par de semanas en la casa después de haber renunciado a la pega donde estuve por más de cuatro años.

El cambio ha sido radical, porque además, coincidió con que mi nana está con licencia hace más de dos meses por una operación entonces me he encargado de muchas cosas que antes ni siquiera se me pasaban por la cabeza.

Y aunque me he dado cuenta de que la “pega de dueña de casa” es bastante más sacrificada a ratos que la “pega de oficina”, la verdad es que estoy disfrutando este momento como si fuera un segundo postnatal, que podría tener un tiempo limitado por lo tanto quiero sacarle el máximo provecho.

Pedro ha tenido un cambio increíble. Se le nota que anda feliz, me dice todo el día que me quiere mucho y que le encanta estar conmigo. Anda entusiasmado proponiéndome panoramas y, como en muchas ocasiones no tengo con quién dejarlo, pasó a ser parte de varias de mis tareas diarias.

Siento que valora mucho mi tiempo con él. De hecho, es una lucha matutina llevarlo al jardín, porque obviamente es mucho más atractivo quedarse conmigo acostado viendo monos y comiendo galletas, a partir con frío todas las mañanas. He cedido algunos días, lo reconozco, porque es parte del regaloneo, pero tampoco quiero que rompa su rutina diaria, porque además no se cuánto tiempo vamos a estar en esta dinámica y tampoco quiero generarle confusiones innecesarias.

La conclusión que puedo sacar hasta ahora es que ha sido bastante más fácil acomodarme a su vida diaria de lo que creí. Pensé que iba a ser más agobiante porque el cambio era muy brusco, pero no se si porque ya es más grande o porque eran muchas mis ganas de estar más tiempo con él, pero el hecho es que hasta ahora, puedo decir que es el mejor segundo postnatal que podría haber elegido.

 

 

Comentarios en Facebook:

Follow

Get every new post delivered to your Inbox

Join other followers: