Nuestra primera reunión de padres

por Lili en Nov 7th, 2012

Pasqui ya lleva dos meses en el jardín y además de pegarse cuanto bicho existe, ha desarrollado hartas habilidades, está hablando más y sus capacidad de comprensión también ha aumentado bastante. Estamos súper contentos con el jardín, el gordo lo pasa chancho, juega, corre, aprende y además tiene nuevos amigos.

Ayer tuvimos nuestra primera reunión de papás en el jardín, para ver la evolución de Pascual en sus primeros meses. Fuimos con el Jose, los dos, porque obviamente es importante que ambos estuviésemos ahí, compartiendo opiniones y escuchando lo que las educadoras nos tenían que decir.

Yo estaba ansiosa, era algo importante para nosotros como papás saber como percibían a nuestro cachorro y como se estaba portando en el jardín. Llegamos puntuales y nos recibieron las tías, muy amorosas. Nos sentamos en las sillitas chiquititas de los niños, y pensaba que heavy que ya estoy en esto… el tiempo pasa volando!!!!

Nos hablaron puras cosas buenas de Pasqui; que es un niño muy sociable, el regalón del curso, alegre y que le gustan muchos los libros. Que además es un niño físico, que le gusta correr, saltar y que tiene grandes habilidades, por sobre sus compañeros. Eso nos hizo sentir muy orgullosos, yo casi llorando de la emoción, ya que es muy gratificante cuando hablan bien de los hijos de uno. Es como sentir que vas por buen camino, haciendo bien la tarea de criar y enseñar, que no es nada de fácil.

También nos dijeron que debemos reforzarle el lenguaje, aunque igual está chico y habla chamullado, debemos seguir insistiendo en mostrarle cosas concretas y repetirle varias veces las palabras para que así se lance a hablar, sin presiones por supuesto. Y bueno, como está en la edad de las pataletas, hay que manejar sus frustraciones, ya que están acostumbrados a que le digamos que si a todo y cuando viene el no pegan, patalean, lloran y eso hay que manejarlo desde que son chicos. La tolerancia a la frustración es un tema, por ende, hay que ser claros en poner reglas y enseñar con pequeños castigos cuando desobedecen.

Ahora en el jardín comparte con sus pares y aprenden a pelear y defenderse, por eso como papás debemos estar atentos y enseñarles desde ya a cuidarse para evitar conflictos más graves.

Todo bien, dentro de lo normal, Pascual es un niños delicioso y bueno y eso nos dejó más que felices!!!! Ahora a seguir trabajando en la ardua tarea de criar y educar.

 

Comentarios en Facebook:

Follow

Get every new post delivered to your Inbox

Join other followers: