Mi primer cumpleaños

por Lili en Jul 10th, 2012

Por Manana:

El 22 de junio Pedro cumplió un año. Se lo celebré al día siguiente (sábado) y la verdad fue todo un éxito. Quedé feliz por él y también por todo lo que hicimos con Felipe por hacer de éste un evento especial. Fueron 24 niños y más de 30 adultos, nos tocó por suerte un día muy soleado lo que nos permitió instalarnos en el jardín y así poder tener más espacio y libertad para que corrieran, jugaran y compartieran. Mi nana me ayudó mucho, cosa indispensable, y con mi mamá logré coordinarme para que me ayudara en el cuidado de Pedri toda la mañana mientras montaba las cosas, y luego en la noche porque realmente necesitábamos dormir la noche de corrido!!

El cumple se lo hice de Doki (el perrito de Discovery Kids), y me esmeré mucho en que fuera un evento de detalles. Yo misma hice las 24 sorpresas comprando todo en Meiggs: con la ayuda de una amiga de la pega seca en estas cosas, hicimos los perritos Doki en gomaeva y los pegamos uno por uno en bolsas de papel con silicona. Hice sorpresas diferenciadas para niñas y niños, y las llené de juguetes, burbujas, autitos o pulseritas, pitos o pinches, papitas fritas y chocolates. Bien cototas para que los niños se fueran felices.

En el ítem comida por suerte hicimos bien el cálculo; no sobró casi nada, pero tampoco se fueron con hambre (supongo!). Para los niños montamos mesitas con todo el cotillón de Doki llenas de dulces, helados de invierno, galletas, sustancias, juguitos en caja y dibujos para colorear con lápices de cera. Además, mandé a hacer a Chips no More (tiene Facebook) la torta de Doki de cuchuflí; es santo remedio porque así no ensucias platos sirviendo las porciones y los niños sacan los cuchuflí y se los comen así mismo. Además, mandé a hacer cupcakes de Doki a la Pastelería La Tartine (también tiene Facebook) y con ellos además hice todo el cóctel de adultos: tapaditos, lomitos, brochetas y salchichitas en masa de hoja. Ambas tienen buenos precios y realmente hacen obras de arte con la comida y la pastelería, hiper recomendadas!

Por último, para los papás puse Coronitas y bebidas. Al ser una celebración de día (de 3 a 7 PM) no quisimos poner tragos largos.

Felipe se encargó de la música, cuestión que a uno se le olvida pero que es un detalle bonito que hace más infantil el cumpleaños: grabó como 4 horas de música para niños, desde Zapallo hasta Hi5. Un poco agotador, pero bonito, y los niños bailan y cantan, eso es rico.

Lo mejor de todo fue que no me dolió el bolsillo. Con Felipe empezamos a llenar un chancho de greda con puros billetes y monedas de $500 desde que nació Pedri. Prometimos que lo íbamos a abrir para su cumple y así fue; nos encontramos con la grata sorpresa de que habían más de 200 mil pesos! Así es que el cumple quedó totalmente cubierto, y la tradición instalada para todos los futuros cumples de nuestro cachorro y los que vengan.

El balance que puedo hacer es súper positivo. Gocé cada detalle de la previa y el día D salió como queríamos; fueron muchos amiguitos, Pedri nunca se estresó con tanto niño y ruido, quedaron todos contentos y yo me sentía súper chocha de haberle armado un evento así y de que quedaran fotos para el recuerdo; porque OK, Pedri cumplió sólo un año y probablemente no entendía mucho de lo que pasaba, pero cuando sea grande y vea todo lo que se esmeraron sus papás y familiares cercanos que colaboraron, va a estar orgulloso del cariño recibido.

Comentarios en Facebook:

Follow

Get every new post delivered to your Inbox

Join other followers: