MAMÁ TENGO MIEDO A LA OSCURIDAD

por Manana en Jun 8th, 2015

niño terror

Este último mes nos sorprendió mucho que Pedro nos haya hecho un tremendo escándalo cuando lo dejábamos solo en un lugar semi oscuro. Partía corriendo donde estábamos y nos decía llorando que le daba miedo y porqué lo dejamos solo. No quería ir a su pieza a buscar juguetes cuando estaba la luz apagada y no le gustaba que bajáramos a la cocina sin él por temor a quedarse en mi pieza con poca luz.

Me asusté un poco al principio porque tiendo a asociar miedos con situaciones traumáticas, y obviamente me dio pánico que algo le hubiese pasado. Le pregunté por qué sentía miedo, quién le había dicho que la oscuridad es mala o que está en peligro, pero nada. Investigué en internet y me tranquilicé bastante, básicamente porque los miedos en niños chicos son lo más normal que hay, y obedecen a una condición natural que nos ayuda a sobrellevar nuevas experiencias y a protegernos del peligro.

Indagando en cómo abordarlos, me encontré con varios tips bien útiles que quería compartir con ustedes y que he ido aplicando con Pedro. También tomé en cuenta la sugerencia de los expertos, que llaman a no desesperarse, pues un miedo puede durar meses, e incluso un año.

Es importante no menospreciar sus miedos. Aunque sea ridículo para ti, para él sí es un problema real y serio. Por el contrario, recomiendan empatizar con su temor, por ejemplo, diciéndole que entiendes su susto porque a ti también te dan miedo ciertas cosas. Lo hice con Pedro, le dije “entiendo qué es lo que sientes, cuando yo era chica también tenía miedo a quedarme sola en mi pieza con la luz apagada”, e inmediatamente se conectó conmigo y me preguntó cuánto tiempo me duró. Ahí encontré una oportunidad de decirle que se me pasó al tiro, porque era un lugar seguro y no tenía nada que temer. Punto a favor!

Ofrecerle un amuleto. Un objeto o acción que les transmita seguridad a los niños puede hacerlos despejar su angustia. A Pedri le dije que cuando tuviera miedo cantara y se acostara con sus superhéroes. Tengo muchos recuerdos de mi hermano cantando cuando chico cuando entraba sólo a un lugar oscuro, y estoy segura que esa era su forma de agarrar fuerzas, ese era su “talismán”.

Los expertos recomiendan explicarles con historias simples a los niños las situaciones. Si tiene miedo al ruido de las sirenas de los bomberos, explicarle que suenan muy fuerte para que los autos los escuchen y puedan avanzar más rápido. O cuando les da miedo la aspiradora, demostrarles que si bien aspira la basura, sus juguetes se mantienen intactos, y no caben por el tubito. A mí me pasó con el corte de pelo; a Pedri le daba miedo perder su pelo, pero le expliqué que el pelo se cortaba para que creciera más fuerte y bonito, y que yo, por ejemplo, tengo el pelo muy largo, y si no me lo cortara no lo tendría así de sano. Y entendió!

Otro tema que me gustó mucho cómo lo abordan en los consejos es prepararlos a través de los juegos. “Si a tu hijo le aterrorizan las visitas al doctor, puedes ayudar a atenuar su miedo jugando a ir al médico (los utensilios médicos de juguete son buenos para esto). Algunos niños se sienten más confiados si sus papás les permiten traerse su propio “equipo médico” a las citas con el doctor”, señala www.babycenter.com.

Y así, he sacado muchos consejos buenos y sencillos para abordar este tema. Obviamente te dicen que si el problema persiste acudas a un especialista, pero no quiero entrar en pánico. ¿Quién no le tuvo miedo a la oscuridad cuando chico?

 

 

 

Comentarios en Facebook:

Follow

Get every new post delivered to your Inbox

Join other followers: