Mamá Invitada María Rivera: Niños, un aprendizaje para padres

por Lili en Ago 21st, 2013

fernanda

Aquí les cuento una experiencia muy linda que me pasó junto con mi cachorro y que me llenó de orgullo, pues me hizo entender que muchas veces los aprendizajes importantes parten por nosotras, las madres. Esta experiencia también me hizo pensar mucho en cómo podemos avanzar con nuestros hijos en hacerlos mejores personas sin bloquearlos por nuestros propios prejuicios.

Mi pequeño Benja, de siete años, tiene Síndrome de Down. Gracias  a su condición de “discapacidad” he cuestionado mucho mis propios prejuicios. Confieso que en algún momento de mi vida fui inconsecuente respecto de este tema y  no pensaba de manera positiva. Con el tiempo aprendí que mis prejuicios eran por lo que me imponían mis padres. Observando a mi hijo y a otros niños veo que no hay un prejuicio entre ellos, porque al fin  y al cabo,  los niños juegan y se divierten, lloran y patalean: todo lo demás lo imponen los padres. Pero tengo la certeza que muchos son prejuicios a lo desconocido y eso me hace ver que simplemente somos seres humanos. Gran parte de la responsabilidad es de uno mismo al no informar o probablemente no enfrentar de manera positiva las diferencias, por lo cual es difícil que avancemos.

Pero volviendo a la historia con mi cachorro que quiero compartir aquí. Nos encontrábamos disfrutando en comer hamburguesa en estos típicos restaurantes de comida rápida, donde por la compra de una famosa cajita venía de regalo un juguete. Sentados afuera del local, comenzamos a comer. Benja estaba feliz con su juguetito, pero en verdad ni él y ni yo sabíamos cómo hacerlo funcionar. Al rato pasó un niñito más o menos de la misma edad vendiendo parche curitas. Usaba lentes igual que Benja.

El niñito se detuvo y observó a Benja tratando de hacer funcionar el juguete. Se acercó  a él y con paciencia le enseñó cómo hacer funcionar el famoso juguetito. Benja muy atento comprendió y en ese minuto observé que ese niñito no tuvo miedo, ni cuestionó las condiciones de Benja, sino que impulsivamente solo quiso ayudar a mi hijo.

También me percaté que su mirada decía que ese juguete para él significaba algo bastante más importante que para Benja. Le pregunté su nombre y me dijo: – Me llamo Benjamín. Sorprendida le dije a mi hijo: -Mira Benja ¡Tu tocayo!  Benja reaccionó con una sonrisa. -Y usa lentes igual que tú. Le pregunté al niño: – ¿Y cómo sabes hacer funcionar el juguete? Me respondió: – Es que todos los días estoy aquí y como todos los niños piden el mismo juguete vi cómo funcionaba.

Mientras ellos jugaban juntos tomé una decisión del minuto. Sentí tan necesario enseñar a mi cachorro, independiente de su condición, a despegarse de lo material y aprender  a compartir. Era mi primera experiencia con Benja en probar su desapego con las cosas. Le pregunté: – Benja, ya que Benjamín te enseñó cómo hacer funcionar el juguete. ¿Se lo regalarías?

La mirada de Benja con el juguete en su manito en verdad me apenó, pero cuando  estiró los brazos para entregárselo, mi emoción cambio rápidamente. Era mi gran orgullo. Y así fue, Benja  sonrío y Benjamín feliz recibió el juguete. Luego nos despedimos.

Podría haber tomado el camino más cómodo y haber vuelto a comprarle otro juguete para premiar su actitud, pero decidí que no, que los premios los dejaré para otras cosas. Con un rico beso apretado de Madre, con todo mi amor y locura, un abracito fuerte y entregándole seguridad, le dije: -¡Hijo, estoy orgullosísima de ti!

Y nos fuimos felices por el metro. ¿Qué puedo destacar de esta enseñanza de vida? Sentí que hubo una ausencia de prejuicios. Yo por mi parte también vencí mis miedos. Tanto por mí, por Benja y su condición, y por Benjamín, que siendo un niño de la calle, y con su esfuerzo e ingenuidad, me enseñó que todos somos capaces de aprender y enseñar. Pude ver que somos personas simplemente, que nos equivocamos cuando no tenemos conocimientos. Lo bueno es que tenemos la oportunidad de cambiar ese chip que muchas veces nos trae malas experiencias por nuestros prejuicios.

Comentarios en Facebook:

Follow

Get every new post delivered to your Inbox

Join other followers: