Mamá Invitada Andrea Gallardo: Mi primera semana con mis mellizas prematuras

por Lili en Feb 3rd, 2015

mellizas

Hace unos meses compartí con ustedes un post sobre mi embarazo gemelar y las complicaciones que tuve en un inicio. Afortunadamente, todo anduvo muy bien hasta la semana 34, donde empecé con aumentos en la presión y principios de preclamsia (algo muy común en embarazos múltiples), por lo que tuve que hacer reposo y ya en la semana 36 nacieron mis niñitas. Pesaron menos de 2,3 kilos cada una y aún así ninguna necesitó incubadora, por lo que, fuera de un leve riesgo de hiperbilirrubinemia, se fueron conmigo de alta para la casa.

Y ahí es cuendo el verdadero trabajo comienza. Fuera de tener que yo recuperarme de una cesárea gemelar (valor con las suturas, la guata de 6 meses que todavía tengo, la hinchazón, el cansancio y el cuidado de mi otro hijo 2 años), hay que velar las 24 horas por dos cachorritas que tienen  cada una sus tiempos, necesidades y personalidades. Los primeros dos días fueron caóticos, despertando cada dos horas para dar papa, mudar y regalonear… agotador!!!!! Ya al tercer día por alguna extraña razón se sincronizaron sus horarios y pude dormir 3 horas seguidas… una maravilla.

1

El primer control con la pediatra anduvo súper bien, ya sobrepasaron su peso de nacimiento y están creciendo fantástico. Pero no todo es tan bonito. Fuera de la exigencia física de sus cuidados, está el tema de la lactancia, que para mí ha sido lo más difícil. Quizás 36 semanas no suena tan prematuro, pero cuando son dos y tan chiquititas, se considera una edad gestacional menor, no tienen bien desarrollado el reflejo de succión y, además en la neo les dan relleno, porque lo más importante es que suban de peso mientras a mí me baja la leche. Entonces, al momento de intentar que se alimenten del pecho no saben cómo hacerlo, y es muy frustrante porque lo único que toda madre quiere es alimentar a sus hijos. Pero en estos tiempos hay de todo para lograrlo, están los extractores de leche (que me han ayudado a fomentar la producción aunque mis niñas no tomen mucho… ley de oferta y demanda) y los formadores de pezón, para ayudarlas a agarrarse mejor.

Por supuesto, es fundamental el apoyo de la familia, mi madre, que ha estado conmigo las 24 horas y mi marido, que a pesar de estar en su última semana laboral antes de sus “vacaciones”, se ha hecho cargo de la casa y de nuestro hijo.

2

Así que cada día es un desafío nuevo, cada día es una alegría nueva, de ver cómo van creciendo y engordando! Les envío un mensaje positivo a todas las mamás que leen este blog… cuando una quiere, siempre se puede…

Comentarios en Facebook:

Follow

Get every new post delivered to your Inbox

Join other followers: