LOS CUENTOS TRISTES: TENEMOS QUE INCORPORARLOS EN LA LECTURA DE NUESTROS HIJOS

por Manana en Nov 9th, 2015

niño leyendo cuentos

En estos días se está llevando a cabo la Feria Internacional del Libro de Santiago, que es una excelente oportunidad de escoger buenos cuentos para nuestros cachorros. Y leyendo sobre el fomento a la lectura y escritura en los niños, es que di con este tema, que es el de los cuentos tristes para los más chicos.

Yo a Pedri no le leo cuentos tristes. Y cuando, por ejemplo, hemos visto películas en la tele y se ponen tristes, a él le da pena y hasta me dan ganas de cambiarla. De hecho una vez se puso a llorar en una película en que la mascota de un niño se moría, fue un drama brutal.

Buceando, encontré a una especialista de la Universidad del Pacífico, la sicóloga Guila Sosman, que comenta la importancia que tienen estos relatos en el desarrollo de los niños y llama a los padres a leerles no solo historias agradables, sino también con contenidos tristes. “Hoy en día los niños y niñas se pueden distraer a través de la televisión, los iPad y otros medios tecnológicos, sin embargo, nada reemplaza realmente la lectura de un cuento en el mundo de la entretención de los pequeños. Esto, porque además de ser una forma de entretención, los cuentos son un medio de aprendizaje, en el cual a través del lenguaje simbólico, el niño o niña es capaz de procesar las ansiedades y deseos más profundos”.

Es cierto que los cuentos con final feliz, o cuentos de hadas, fomentan en los niños identificación con héroes o heroínas que pueden enseñarles características positivas, como la nobleza, generosidad, amor, honestidad, entre otros, sin embargo, es bueno presentarles a nuestros cachorros contenidos tristes también. “Estos últimos en general son comunes a todos los niños y niñas, dado que se relacionan con temáticas universales como puede ser la vejez, la rivalidad fraterna, la muerte o enfermedad de un familiar, el abandono del padre o la madre, etc. Así vemos como, por ejemplo, en La Cenicienta existía una gran rivalidad y envidia entre las hermanastras de Cenicienta y ella, y aunque en un momento del cuento triunfen la madrastra y hermanastras, finalmente quien tiene un final feliz es Cenicienta. Esto le transmite al niño la idea de que las personas malvadas no son las que triunfan, sino que el ‘bien’ es el que gana al final”, sostiene Guila Sosman.

Y por otro lado, independiente de la temática, leerles a nuestros cachorros fomenta en ellos el valor de la lectura y su desarrollo intelectual, con la comprensión de lo que se les relata, la estimulación de la memoria, su capacidad imaginativa y su vocabulario. Esto es fundamental para que aprendan habilidades que después les serán de gran utilidad en su desempeño escolar, como la atención y la comprensión del lenguaje verbal.

Tengo esa tarea pendiente: a Pedri le leo menos de lo que quisiera, y aunque su librero está cada vez más lleno de cuentos, es más bien él quien llega a mi pieza con un libro en la mano para pedirme que se lo lea. Quiero motivarlo a leer, me parece una de las mejores puertas a la comunicación que podemos enseñarle a nuestros hijos.

 

Fuente: Universidad del Pacífico

Comentarios en Facebook:

Follow

Get every new post delivered to your Inbox

Join other followers: