¿Hasta que edad nuestros cachorros deben usar chupete?

por Lili en Dic 14th, 2016

leonor

Muchas mamás han tenido que pasar por el agotador episodio de eliminar el chupete de la vida de su hijo. Para algunas es un proceso fácil, para otras tan agotador que alargan  este hábito por años. El uso prolongado del chupete puede provocar daños irreversibles en los niños, según The American Academy of Pediatrics, quienes recomiendan el uso del chupete para las siestas diurnas y nocturnas una vez que el amamantamiento está establecido.

El uso de éste durante el sueño se asocia con una menor incidencia del Síndrome de Muerte Súbita, sin embargo, la mayoría de los niños interrumpen su hábito de usar chupete entre los 2 y 4 años, pero el problema es cuando NO lo hacen.

El chupete produce un desequilibrio en la formación de los arcos dentales, es decir, de los huesos en donde van sujetos los dientes, provocando mordidas abiertas, maxilares angostos, en fin… muy malas mordidas que incluso pueden afectar la estética facial.

Si lo sacamos a tiempo, la NATURALEZA ES SABIA y muchas veces el hueso y los dientes vuelven a su desarrollo normal. Pero otras veces NO,  y se necesita de la ayuda de aparatos especiales para re-direccionar el crecimiento.

Según la doctora Montserrat Gutiérrez, especialista de Clínica Dental COSCA, “es fundamental realizar estar re-dirección de crecimiento a tiempo, de lo contrario la solución al problema será más compleja, teniendo que poner frenillos o incluso realizar una cirugía en edad adulta”. En nuestro país, según Chile Crece Contigo, a los 2 años debemos retirar el chupete, y según The American Academy of Pediatrics, antes de los 4 años.

“En nuestra experiencia clínica, el retiro del chupete debe partir en primer lugar cerca de los dos años de forma diurna para que luego sea retirado de forma completa a los 3 años. En ocasiones, es difícil sacar el chupete por esto debe ser a su tiempo según la madurez del niño, ya que es peor sacarlo y que nuestro hijo comience a chuparse el dedo”, recalca la doctora Gutiérrez.

El dedo también provoca este mal desarrollo, y lo peor es que el niño de forma inconsciente lo realiza en la noche. Una muy buena técnica es pegarle una bombilla en el dedo gordo con cinta adhesiva, ya que al chuparse el dedo, ya no tendrán la sensación de “succión” y dejan de hacerlo. Si persiste con el hábito de succión de dedo sin falta hay que llevarlo al ortodoncista para que éste mediante un aparato especial impida la succión. Que les parece!!! Excelentes tips que nos dejan los especialistas de Clínica COSCA. Cualquier duda o consulta por favor no dejen de contactarse ellos para resolver cualquier inquietud.

Comentarios en Facebook:

Follow

Get every new post delivered to your Inbox

Join other followers: