Grrrrrrrrrrrrrrrrrr viajar en avión!!!

por Lili en Nov 3rd, 2011

Quién dijo que viajar en avión con guaguas era algo fácil? Antes de ser mamá, cuando viajaba y me tocaba un niño cerca, decía: “uuuyyyy que lata, una guagua que va a llorar todo el viaje”, y me ponía los audífonos y trataba de dormir. Ahora soy yo la que lleva la guagua y a la que miran con cara de “uyyyyy que lata, la guagua mañosa, llorona y que la mamá no sabe controlar”.

El finde largo me fui a Iquique con mi familia y claramente viajar con una guagua de un año no era algo fácil, más bien toda una travesía. No era la primera vez que lo hacía, pero cuando lo hice Pascual tenía cuatro meses y durmió y tomó papa y durmió, fue perfecto. Esta vez sabía que tenía que entretenerlo el doble porque está en la edad más inquieta, así que llevé un bolso gigante con agua, papa, postre, comida, galletas, juguetes, sonajeros, música, mudas, etc. Ya no sabía que más echar para que, por si lloraba o se sentía inquieto, no me miraran feo. Lo bueno es que a la ida me fui con mis papás, ya que mi marido por estudios y pega  tuvo que viajar después que nosotros, así que más acompañada y apañada por ellos.

Pensé que iba a ser más caótico, pero la verdad es que la ida fue tranqui, Pascualito durmió como 40 minutos y el resto jugó, comió, gateó, etc. y como iba en el primer asiento ni me fijé si alguien me miró feo.

Pero la vuelta fue del terror!!!! me vine sola, porque el Jose se tuvo que volver antes y además el vuelo hacía escala en Antofagasta. Cuatro hora para un vuelo de dos, y para más mala suerte, en la fila 22, lleno de gente y ahora sí que me miraron feo. La gente no entiende que los niños son niños? La verdad es que ahora que soy mamá y viajé con Pascual, me doy cuenta que la mayoría de las personas tiene poca paciencia. Acaso ellos nunca fueron niños o no se acuerdan de haber viajado con sus hijos?

Algunos tips para las mamás que viajan con sus cachorros:

  • Si tiene menos de un año, tratar de darle la papita al despegar, ya que mientras tragan, se les destapan los oídos y así se hace menos molesto para ellos.
  • Después de la papita caen ZZzzz, si sigue medio inquieto, pasearlo un ratito con el chupete o el tutito y ahí seguro va a caer.
  • Si es mayor de un año, llevarle sus comidas, galletas, etc. ya que en el avión no hay comida especial para ellos, además de sus juguetitos y elementos de entretención.
  • Tratar de pedirle a la azafata que te acomode en los primeros asientos, son más más cómodos porque están cerca del baño y de la entrada de avión, donde hay más espacio para poder caminar o jugar.

En fin, de todas maneras rescato gente buena onda, que me ayudó a cargar el bolso, que jugó con Pascual y le hizo morisquetas, y que por lo menos tuvo más paciencia que otros que se pusieron los audífonos, se dieron media vuelta y me miraron con cara de póker.

Comentarios en Facebook:

Follow

Get every new post delivered to your Inbox

Join other followers: