Entrevista Fernanda De la Barra: Odontóloga Infantil

por Manana en Jun 21st, 2012

Por Manana:

Con tantas cosas que tenemos a la fila en esto de criar a nuestros cachorros, muchas veces se nos olvida un ítem no menor, que es el cuidado de sus dientes. Y eso que la recomendación, de no haber alteraciones, es iniciar los controles odontológicos bastante temprano, al año de edad.

Fernanda de la Barra, Nina, se dedica hace 9 años a la Odontopediatría, y sugiere que llevemos a nuestros cachorros desde muy pequeños, ya que el niño que nace “sano” debe idealmente mantener esa condición. “Los papás pueden consultar desde que sus hijos son bebés ya que existen una serie de estructuras anatómicas que se examinan en el control odontológico de niños sanos. Además, es muy importante tener una conversación respecto al cuidado e higiene de la boca de los bebés aun cuando no tengan dientes”.

Muchas veces pasa que los niños van por primera vez al dentista por dolor o urgencias, lo que se traduce en una experiencia traumática. “El ideal es que los niños se vayan familiarizando desde pequeñitos con ‘su dentista’, con el instrumental y con el sillón dental a través de tratamientos preventivos sencillos que no los exponen a situaciones estresantes,  asumiendo los controles odontológicos como algo rutinario”, nos aconseja Nina.

¿Cuáles son los hábitos que podemos aplicar en nuestros hijos para que tengan una buena dentadura a futuro?

La higiene bucal debe partir desde bebés, aun cuando no tengan dientes. Existen elementos específicos para esto en el mercado, sin embargo también puede usarse una gasa enrollada en el dedo índice humedecida en agua tibia que se introduce en la boca del bebé luego de la lactancia. El objetivo es eliminar los restos de leche que quedan adheridas en las superficies de encías, mucosas y mejillas, evitando así  la descomposición de la leche dentro de la boca y, paralelamente, acostumbramos al bebé a la rutina de limpiar su boca luego de la alimentación.

Cuando aparecen los primeros dientes deben limpiarse con cepillos adecuados a esta etapa. NO debe usarse pasta dental hasta no estar seguros que el niño es capaz de controlar el reflejo de deglución. Todas las pastas dentales cosméticas que venden en el mercado contienen flúor y el flúor ingerido en niños pequeños produce alteraciones en los dientes definitivos que se están formando dentro de los maxilares. Por lo tanto, el riesgo al ingerir este producto en altas concentraciones es mucho mayor que el beneficio que podemos obtener al utilizarlo. El mejor momento para la incorporación de pastas dentales infantiles debe decidirse en cada caso, dependiendo de las características de cada paciente, pero generalmente es alrededor de los 3 años.

¿Cómo es trabajar con niños en algo que suele ser ingrato para muchos?

La odontopediatría además de necesitar mucho conocimiento técnico, necesita mucha sicología para poder atender a los niños en las diferentes edades y eso requiere de mucha energía… a veces resulta agotador. Son hartos los factores que hay que manejar, pero es tremendamente gratificante cuando los niños y mamás se van contentos de la consulta. Creo que el haber tenido la fortuna de ser mamá (que es lejos lo más importante y maravilloso que me ha pasado en la vida) me ha hecho una mejor persona y  mejor profesional.

 

Nina atiende en Integramédica Manquehue.

Su mail es fdadelabarra@gmail.com

Comentarios en Facebook:

Follow

Get every new post delivered to your Inbox

Join other followers: