Entrevista a Octavia Ihnen: “hay que amar y respetar la vida para poder ser una buena matrona”

por Lili en Oct 16th, 2012

Por Manana:

Octavia hace un trabajo que todas quienes hemos sido mamás valoramos profundamente. Nos acompaña en todo el proceso de gestación de nuestros hijos, experiencia única, inolvidable, emocionante y llena de preguntas. Además de evaluar el embarazo mismo, Octavia realiza una pega profunda en términos de educación. “En la primera consulta las mamás me cuentan cómo ha sido su embarazo en general y conversamos sobre las expectativas que tienen para el día del parto, la forma en que les gustaría que naciera su guagua, la música que les gustaría escuchar el día del parto, los miedos y la aprehensiones, y de acuerdo a una sesión de largo rato de conversación iniciamos un plan de trabajo que incluye preparación para el parto, lactancia, primeros cuidados del bebe y que se focaliza en los sueños y necesidades de cada pareja o embarazada en particular”.

Respecto a los miedos e inquietudes que se suelen repetir entre las futuras mamás, Octavia nos cuenta que lamentablemente en Chile hay una cultura muy intervencionista del parto, con altas cifras de inducción de parto y cesáreas, lo que culturalmente ha llevado a que las mujeres sintamos miedo y perdamos la confianza en nuestra natural capacidad de parir.

¿Qué tips recomiendas para aquellas mujeres que están ad portas de enfrentarse a un parto?

En la medida que el embarazo se desarrolle sin inconvenientes de salud, que defiendan la elección de su cuerpo e hijo(a) del día de nacimiento, es decir, el inicio espontáneo del trabajo de parto y así eviten la inducción, ya que ésta se asocia a una mayor probabilidad de complicaciones del parto y de tener una cesárea, entre otros.

Que confíen en su capacidad de parir, así como por años las mujeres hemos sido capaces de gestar vida, también hemos sido capaces de parir a nuestros hijos, es algo que esta intrínseco en nuestro ADN, es algo natural de los mamíferos, para lo que hemos sido diseñados, todas somos capaces de hacerlo, sólo hay que tener la convicción para lograrlo.

Que la cesárea es una cirugía que solamente debe ser reservada en casos en los que existe alguna contraindicación del parto vaginal, ya sea por patología de la madre o del bebe. Vivir el trabajo de parto, tanto para la madre como para el bebe, trae consigo una serie de procesos que nos ayudaran a las mujeres a desarrollar el instinto materno, a la lactancia y a una rápida recuperación después del nacimiento; por otra parte a los bebes los ayudará a prepararse mejor para la transición de la vida intrauterina a la extrauterina, en términos de respiración, alimentación y desarrollo.

Que la mejor alimentación que pueden darles a sus hijos es la lactancia materna, y no sólo en términos de alimentación sino que por el apego que también se crea entre la madre y el hijo. Lactancia y apego deben generarse desde el mismo momento en que nace el bebe y se debe ser constante.

¿Y qué recomiendas para el postparto en términos prácticos y emocionales?

Lo más importante es que se necesita tiempo para que la madre conozca a su hijo(a) y viceversa, que los días le irán enseñando a ser madre y a mejorar su técnica de lactancia. Que no existe leche mala, en Chile se usa mucho el término de clasificar a las mujeres con leche de buena y de mala calidad según la cantidad de grasa que podamos verle, pero la verdad es que eso no es así, cada madre produce la mejor leche según los requerimientos de su bebe en particular.

¿Por qué crees que tu compañía para las mujeres que están teniendo hijos es tan importante?

La recomendación es muy de cerca, pero creo que la matrona en Chile juega un rol fundamental en la salud reproductiva de las mujeres. No hay que olvidarse que el 70% de la población nacional se atiende en el sistema público de atención de salud, donde las matronas son la que acompañan y controlan a la mujer en todos sus procesos fisiológicos, lo que incluye el control completo del embarazo, la atención del parto, los cuidados postparto y la planificación familiar, entre otros.

La conexión que se genera entre la mujer, su pareja y la matrona es única y especial, ya que vivir este proceso tan de cerca con la pareja o la mujer, hace que uno comparta un momento inolvidable y mágico de la vida de una familia, en el cual, a mi juicio, nuestro trabajo se debe realizar con respeto, cariño, contención, empatía, profesionalismo y acompañamiento permanente.

Hay que amar y respetar la vida para poder ser una buena matrona.

Octavia Ihnen

oihnen@gmail.com

www.saludpelvica.cl

Comentarios en Facebook:

Follow

Get every new post delivered to your Inbox

Join other followers: