Enfermedades de invierno: ¿cómo evitarlas e identificarlas?

por Manana en Jun 22nd, 2016

 

niño fonoaudiologo

Es un tema super conversado, pero nunca está de más dar algunos consejos e información útil, sobre todo en estas fechas en que el aire está crítico y uno levanta una piedra y aparece un niño enfermo o un virus nuevo, cada vez más extensos, fregados y contagiosos.

Primero diferenciemos los bichos:

– Resfrío común:

En general, dura entre 3 y 5 días y se contagia fácil, por lo que es mejor evitar el contacto directo con personas que tengan tos o secreciones nasales. Los principales síntomas son congestión, tos y dolor de garganta, y pueden aparecer también fiebre baja y dolor de cabeza.

– Amigdalitis:

Se trata de la inflamación de las amígdalas a causa de un virus o bacteria. El tamaño de las amígdalas aumenta y se observa enrojecimiento, además de manchas blancas y dolor en los ganglios. Con esta enfermedad, los niños tienen dificultad para comer, fiebre y dolor de cabeza y de garganta.

– Bronquitis:

Es la inflamación aguda de los bronquios que conectan la tráquea con los pulmones, por lo que se dificulta la respiración y se produce un moco espeso que provoca tos, dolor de pecho y congestión. Es una enfermedad contagiosa y dura entre 5 y 10 días. Los síntomas son tos seca al principio y luego tos productiva, es decir, el niño mueve las flemas con la tos, tiene ruidos respiratorios y fiebre moderada.

Naturalmente, cuando uno tiene niños con síntomas que duran más de dos o tres días los lleva al doctor y le hacen los exámenes de rigor. Ahí pueden identificar mejor qué virus o bacteria es, pero es útil siempre tener en consideración El “desde” de las enfermedades respiratorias.

Y para evitar contagios, les dejamos unos tips fáciles de seguir y muy útiles:

– Ventila las piezas 10 minutos al día.

– Evita cambios bruscos de temperatura.

– No los abrigues en exceso.

– Mantén la casa templada y con un nivel de humedad adecuado.

– Evita los lugares cerrados muy concurridos.

– Lávales las manos con frecuencia, especialmente antes de comer o después de haber estado en contacto con otros niños.

– Incluye en su dieta alimentos ricos en vitaminas A y C.

Paciencia chiquillas que ya se va a acabar el invierno y con ello las desagradables pasadas por urgencias, los remedios, los puf, las desveladas y nuestros cachorros pasándolo mal con tanto bicho. A cuidarse y reforzar las defensas!

 

Fuente: Clínica Indisa

Comentarios en Facebook:

Follow

Get every new post delivered to your Inbox

Join other followers: