Embarazo: ¿contar o no contar?

por Manana en Ene 8th, 2013

102410196

Por Manana:

No estoy embarazada, no es eso. Pero he visto últimamente en mi entorno casos en que las futuras mamás no han querido contar por diversos motivos, lo que me motivó a escribir este post. Las múltiples razones que nos llevan a guardarnos el embarazo o, por el contrario, querer contarlo con ansias.

Creo de partida que toda decisión respecto a este proceso tan importante e íntimo, es de la pareja o de la mujer, y no tenemos derecho a juzgarla. Pero como siempre he dicho, que uno por más que trata de practicar la teoría a veces se la come el impulso, tiendo a pensar que contar que estás embarazada suele ser una bonita noticia, y todo el mundo debería ponerse contento, sin pensar en el desenlace.

Tengo amigas que por el hecho de haber perdido una guagua quedan asustadas, y deciden no contar si vuelven a quedar embarazadas hasta que se afirme la guagua, que es alrededor de las 12 semanas. Se esperan ansiosas esos meses y se guardan junto a sus parejas esta linda noticia, por temor a volver a perderlo. Es súper entendible, yo creo que también estaría asustada, cautelosa y tomándomelo con calma… pero he pensado, y si lo pierde de nuevo, querrá vivir ese proceso sola y no compartirlo? Va a sufrir, es muy triste, y tener el apoyo de su entorno la ayudaría a ella y a su pareja.

Tengo otras amigas que temen contar porque están en shock, porque saben que será algo que les cambiará la vida para siempre, y simplemente no han agarrado fuerzas de compartirlo y prefieren dejar pasar semanas, escuchar los latidos, verlo en la eco, hacerse una idea!

Y por otra parte, tengo amigas que han contado al tiro, con menos de 8 semanas ya sabe todo el mundo, incluida su pega. Porque eso es lo otro, una cosa es la familia y los amigos, y otra es tu jefe! Es mucho más difícil contar en la pega que en la casa no?

En mi caso, como estaba buscando a Pedri supimos de inmediato, a las 5 semanas. Y aunque contamos a la familia y amigos con ecografía en mano (a las 8 semanas), en la oficina conté como a las 10, necesitaba armarme de valor, pensar un discurso adecuado, y dejar pasar unos días, me compliqué un poco, una lata, son las típicas aprehensiones de una mujer trabajando en edad fértil.

Sea cual sea el momento en que contamos, claramente hay un antes y después tras ese momento. La gente que nos quiere se involucra, quiere celebrar, nos cuida y comienzan las preguntas. Es un momento maravilloso, pero también hay que respetar todas las posturas, cómo no, si se supone que ser papás es lo más importante que los seres humanos podemos llegar a experimentar!

 

 

Comentarios en Facebook:

Follow

Get every new post delivered to your Inbox

Join other followers: