Educación: ¿Cómo leerles cuentos a nuestros cachorros?

por Lili en Sep 28th, 2016

fullsizerender

Mis niños son fanáticos de los libros, Pascual aprendió a leer a los 4 años, quizás por el solo hecho de que en la casa hay libros y desde chico los miraba y ojeaba por largo rato. La Adela igual, no se va a dormir sin que le leamos un cuento, y creo en lo personal que es la mejor plata invertida.

Pero cómo acercar a nuestros cachorros al mundo de los cuentos, si hoy en día todo son las pantallas, las consolas, hasta los cuentos online?

Aquí les dejemos unos consejos súper fáciles para ayudar a nuestros cachorros y acercarlos al mundo de los libros! Pero antes vean este video!

Mejor si los cuentos son contados y no leídos porque así tienen la riqueza añadida que le aporta la persona que los cuenta.

No dramaticemos en exceso: Aunque nos parezca en inicio que captamos más la atención del niño, en realidad este genera internamente una emoción que le envuelve más que la propia historia del cuento, además de transmitirle connotaciones negativas o positivas de índole moral que el niño debería valorar por sí solo.

Conviene repetir el mismo cuento varios días seguidos, así damos tiempo al niño a entrar en profundidad en ese significado del cuento. Mis niños nunca quedan satisfechos con una sola leída, apenas termina escucho una voz que me dice “Mamá me lo lees otra vez”.

Si leemos un cuento, por ejemplo, antes de dormir, que sea solo uno. De esta manera, el niño se va a dormir con esa imagen creada en su interior. A veces me cuesta, porque con tal de no dormir ojalá que les sea 10!!!!

No es recomendable que nosotros mismos demos al niño explicaciones de lo que hemos entendido que el cuento intenta transmitir, ya que así dificultamos el proceso de interiorización y comprensión individual del niño.

Debemos buscar los cuentos originales. Actualmente tendemos a suavizar y desvirtuar las imágenes de esos cuentos porque nos parecen “grotescas” para nuestros niños. Ocurre, por ejemplo, con Caperucita Roja y la abuela, comidas por el lobo: esto no significa más que cuando te despistas, te confundes de camino, tu sabiduría (representada por la abuela) y tu pureza, inocencia (representadas por Caperucita) pueden ser ‘devoradas’ por tu parte más negativa. “El niño necesita oírlo: si no dramatizamos, no lo vive con miedo.

En caso de cuentos ilustrados, mejor buscar imágenes suaves, sencillas, que tengan que ver con las imágenes que tenemos en la vida real. Este tipo de ilustraciones se pueden encontrar, por ejemplo, en las editoriales ING Ediciones y Rudolf Steiner. Los cuentos ilustrados se recomiendan especialmente hasta los 3 años.

Es recomendable crear un ambiente acogedor y de confianza, amoroso y tranquilo donde el niño se prepare anímicamente para algo tan especial como lo que va a recibir con el cuento y se entregue por completo a este momento.

Hasta los 9 años, el cuento ha de tener un final feliz, para contribuir a esa confianza necesaria para tener ilusión y apasionarse por los retos de la vida.

Llevar a los niños a librerías y cuentacuentos, los hará abrir su mente y empezar a tenerle gusto a los libros. Les recomiendo en especial el segundo piso infantil de la librería Que Leo Vitacura, donde los niños pueden tocar, ojear, mirar y elegir sus cuentos. Además cada cierto tiempo organizan cuentacuentos donde los niños lo pasan increíble!

Fuente: entremadres.es

Comentarios en Facebook:

Follow

Get every new post delivered to your Inbox

Join other followers: