¿Cómo cambiarle los pañales a un recién nacido?

por Lili en May 8th, 2017

FullSizeRender (11)

Después de tres cachorros créanme que cambiar pañales es como un deporte. Lo puedo hacer en la cama, en un mudador, con pataletas, incluso con mi guagua de pie. ¡Es que una vez que agarras la técnica no te para nadie!!!

Sin embargo, debo decirles que cambiarle el pañal a un recién nacido no es tarea fácil y menos cuando es nuestro primer hijo. Nos enfrentamos a un mundo de cosas que hay que tener en cuenta y que muchas veces hemos leído, pero como dicen por ahí “otra cosa es con guitarra”.

La piel de los recién nacidos es super delicada, algunas más que otras, pero hay que tratarla con cuidado y lo que les resulta a algunas a otra nos puede dejar la embarrada. En la clínica por lo general las enfermeras te hacen como un curso exprés antes de irte a la casa, pero obvio que cuando llegas ya se te olvidó todo.

Por eso les quiero dejar algunos tips para que tengan en cuenta y de vez en cuando los repasen por si tienen dudas a la hora de mudar a un recién nacido.

  1. Lo primero es tener todo a mano. Las guaguas no avisan obviamente, por lo que si dejamos todo lo que vamos a necesitar cerca y en un solo lugar, nunca nos va a pillar desprevenidas.
  2. Elementos básicos: mudador de tela, agua hervida tibia o suero, algodón, pañales Pampers RN, pomada para las coceduras (Pasta lásar), alcohol para limpiar el cordón, bolsa plástica.
  3. La gran ventaja de los pañales Pampers RN y XP, es que tienen una línea amarilla que va en la mitad del pañal y que cambia de color cuando la guagua está hecha. ¡Eso nos permite estar atentos y no anda revisando a cada rato o cambiando el pañal por las puras!
  4. La otra ventaja que tienen estos pañales, es que traen un espacio para no pasar a llevar el cordón umbilical. Así en el momento de mudar el cordón que libre, no lo pasamos a llevar y se hace mucho más fácil la muda.
  5. Llegó el momento de limpiar: siempre hacerlo de arriba hacia abajo, con un algodón a la vez. No pasar el mismo algodón varias veces, sus órganos son tan delicados que es mejor evitar cualquier infección.
  6. Dejarlo un rato al aire libre, o bien secarlo con alguna toalla. Dejar la zona húmeda puede provocar dermatitis, coceduras, e incluso hongos.
  7. Las toallitas húmedas Pampers Sensitive también sirven para limpiar a nuestros cachorritos. Están dermatológicamente testeadas y cuentan con una innovadora textura Soft Grip, más flexibles y resistentes.
  8. Finalmente, vestir, abrigar a tu hijo y llenarlo de besos!

Comentarios en Facebook:

Follow

Get every new post delivered to your Inbox

Join other followers: