Bienvenida Adelita la cachorra más furiosa de la mamá!!

por Lili en Jun 19th, 2012

 

Y nació nuestra querida Adelita!!! El pasado miércoles 13 de junio a las 18:50 hrs, llegó a este mundo la nueva integrante de mi familia. Una cachorra bella, sana y muy furiosa! Pesó 3 kilos 300 gramos y midió 48 cm. Todo bien y en orden, llegamos a la casa el sábado al medio día y ahí nos estaba esperando Pascual, quién se ha tomado todo este proceso de manera muy natural.

Mucho leí y traté de prepararme para el momento en que llegara la Adelita y tendríamos que explicarle a Pascual sobre  su hermanita, sin embargo, y aunque le llevamos un regalo a la clínica y él estuvo conmigo en todo el pre parto, todo se dio de manera natural y espontánea, Pascual ya sabe que hay otra persona en la casa y que es su hermana.

Le da besos, la busca, le hace cariño, e incluso, cuando se pone a llorar él agarra su tuto y se lo pasa, como diciéndole, esto te va a calmar, realmente exquisito, como todo un hermano mayor. Creo que la adaptación ha sido buena durante estos días, como todo proceso, llevará su tiempo, pero Pasqui es un niño delicioso y se ha portado de manera increíble, estoy muy sorprendida, contenta y orgullosa.

La llegada a la casa también ha sido un tema, se me había olvidado un poco lo que era estar full libre demanda las 24 horas del día. La gordita es una sabrosa, no se despega de mi pechuga, lo que es bastante bueno, ya que así subirá bien de peso y no tendremos mayores problemas. Es totalmente distinto tener cachorros en invierno que en verano, Pasqui nació en primavera y yo estaba más relajada en ese sentido. Ahora con el tema de los virus y el frío, ya ni sé cuántas capas de ropa ponerle a la Adelita, ya que la primera noche en la casa pasó frío y no paró de llorar. Y ni hablar del lisoform que hecho en la casa a la llegada de alguna visita, acompañado del alcohol gel por si no se lavaron las manos. Puede sonar un poco saico, pero mi doc me full dijo que es importante cuidar la higiene, sobre todo en esta época.

La verdad uno nunca está tan preparado, aunque hayamos tenido un hijo antes, cada cachorro es distinto, y obviamente las experiencias también. Me pasó con la bajada de la leche, casi me muero, con Pasqui fue doloroso, pero ahora fue como tener de un minuto a otro dos piedras gigantes y calientes. Por suerte eso dura un día y ya luego con la papita se va regulando.

Les quiero dejar algunos tips a las mamás que están por tener a su cachorro y se irán pronto a la casa con ellos:

  • Tengan bien en cuenta la temperatura ambiente de la casa y la de su cachorro. El ideal para un recién nacido es tener la pieza entre 19° y 21°, pero ellos como están aprendiendo a auto regular su temperatura corporal, a veces hay que abrigarlos más o menos, lo importante es saber lo que indica su cuerpo, usando un termómetro (entre 36° y 37°) y no pensando en que tienen heladas las manos o la cara que son terminales y no reflejan la real temperatura corporal. Igual que el mito urbano que dice que las guaguas deben tener una capa más que nosotros, eso es completamente falso.
  • Cuando les baje la leche, tener en cuenta que para aliviar el dolor no debemos sacarnos usando aparatos para vaciarnos y así aliviarnos. Si hacemos eso, nuestro cuerpo asumirá que debemos producir más leche y vamos a andar a full con las pechugas. Hay que esperar por lo menos tres semanas a que el cuerpo produzca lo que la guagua toma y así luego sacarnos para guardar y congelar para un futuro. Recuerden que le leche materna congelada dura máximo 3 meses, por lo que debemos rotular bien las bolsitas o envases donde la guardemos.
  • La libre demanda es un hecho y al principio debemos tener mucha paciencia y disposición. Con el paso de los días los cachorros se van adaptando al lugar donde dormirán y estarán, por lo que no siempre que lloren significa que debemos darle papa. Además las guaguas toman papita hasta rebalzar, tienen más ojo que estómago, por lo que es recomendable ponerlos de manera vertical, al menos 15 minutos, después de cada papa, para que la leche les baje hasta el estómago y se sientan saciados.
  • Las mudas durante los primeros meses son importantes, ya que su piel es muy sensible y deben ser después de cada papa, o cada vez que sintamos que se hicieron. Ojo con la humedad, por lo general se mudan con agua y vaselina y es recomendable, dejarles el potito al aire para que seque bien y así evitar hongos, dermatitis u otras infecciones.

Comentarios en Facebook:

Follow

Get every new post delivered to your Inbox

Join other followers: